Buenas prácticas para desarrollar tu sitio web

Existen muchas maneras de cómo programar un sitio web, sin embargo, no todos los desarrolladores siguen las buenas prácticas y recomendaciones establecidas por muchas instituciones y grupos que a esto se dedican.

Con buenas prácticas nos referimos al conjunto de técnicas, procedimientos y formas de trabajar con código en un proyecto referente a tecnologías de la información. Como una buena práctica, siempre hay que definir los alcances y limitaciones de un proyecto, con el fin de diagnosticar oportuna y eficazmente qué lenguaje de programación, herramientas y estándares de programación serán los más indicados.

Existen muchas maneras de cómo programar un sitio web, sin embargo, no todos los desarrolladores siguen las buenas prácticas

Documentar tu código

Aunque quisiéramos, nosotros como desarrolladores no siempre seremos los únicos que interactuemos con el código de un proyecto; siempre existirán otras personas que modificarán, agregarán módulos o eliminarán fragmentos del código del proyecto. Es por eso que, para lograr una excelente comunicación y colaboración entre desarrolladores, es vital que se genere una documentación continua, tanto en comentarios en el código del proyecto, como documentos y cartas de entrega así como manuales de programador y/o usuario. Esto asegura que todo sea completamente entendible al trabajar en colaboración con otras personas.

Existen consorcios como el Framework Interoperability Group que definen estándares de buenas prácticas y recomendaciones, tales como PSR-5, que nos ayuda a documentar correctamente nuestro código PHP. Así que, si trabajas con un equipo de desarrolladores, ¡diles que siempre documenten su código! ¡Nosotros lo hacemos!
Seguir los estándares de programación
El FIG (Framework Interoperability Group) es un grupo que estableció estándares de programación para el lenguaje PHP, más específicamente para su uso en frameworks como Laravel o Symfony.

El PSR o PHP Standard Recommendation establece distintas recomendaciones de programación, divididas para cada caso específico.

PSR-0 – Estándar de autocarga de clases (Obsoleta)
PSR-0 – Estándar de autocarga de clases (Obsoleta)
Habla sobre la manera en la que deberían cargarse las clases, este estándar ha quedado obsoleto pero se sigue presentando por cuestiones de referencias hechas desde otros PSR’s.
PSR-1 – Codificación estándar básica
En su mayoría, este estándar hace referencia a los archivos como tal, la nomenclatura de que deberían de tener, las etiquetas que deberían de utilizar, el encoding del texto y los efectos secundarios que no deberían de presentar.
PSR-2 – Guía de estilo de codificación
Extiende el estándar PSR-1 y contiene material referente a la sintaxis del código.
PSR-3 – Interfaz de log
Este estándar no se incluye (hasta el momento) en la documentación y habla acerca de la manera en la que deberían de trabajar las clases log.
PSR-4 – Estándar de autocarga de clases (nueva versión)
Esta es la nueva manera (aceptada) de trabajar con la autocarga de clases. Muchos de los frameworks (p.e. laravel) y clases que existen adoptan este estándar para realizar la autocarga de clases.
Seguir las recomendaciones que proponen grupos como FIG, supone un incremento importante en la eficiencia del trabajo de todo el equipo, concluyendo así el proyecto en tiempo y forma.

El FIG (Framework Interoperability Group) es un grupo que estableció estándares de programación para el lenguaje PHP

Asegurar la compatibilidad

Cuando comenzamos un nuevo proyecto, es natural preguntarnos cuáles serán nuestros límites en cualquier momento. Cuando se tratan de proyectos basados en la web, lo más común es definir la compatibilidad entre navegadores y dispositivos.

Desde hace ya algunos años (1995 para ser exactos), existe un navegador que ha sido un dolor de cabeza para todos los desarrolladores: Internet Explorer. Este navegador solía utilizar reglas especiales válidas solamente en él, con el fin de monopolizar su uso entre 1999 y 2003, que son los años que más ha tenido presencia en el sector de exploradores web. Estas reglas especiales hacían trabajar a los desarrolladores dos veces para asegurarse que funcionara bien en todos lados, puesto que unas reglas aplican para unos navegadores (Google Chrome, Mozilla Firefox, Vivaldi Technologies Vivaldi, etc), y otras reglas completamente diferentes, aplicaban solamente para Microsoft Internet Explorer (o Windows Internet Explorer, antes se le solía llamar así).

Una nueva era ha llegado.

El pasado 6 de febrero de 2019, Microsoft comunicó en su blog que Internet Explorer ya no es un navegador, sino que más bien, es una solución de compatibilidad. A todo esto, Microsoft recomienda utilizar un navegador moderno. ¿Sigues usando Internet Explorer? No deberías, se encuentra oficialmente obsoleto.

Ahora que sabes todo esto, ya estás preparado para comenzar a trabajar en tu nuevo proyecto web. En Wolf Business Consulting estamos comprometidos a darles a nuestros clientes el mejor flujo de desarrollo para sus proyectos web, trabajando ambos equipos en total colaboración.