¿Desarrollo a la medida o plantilla CMS?

Desarrollo a la medida o plantilla CMS ¿Qué es lo que necesito?

Desarrollar software a la medida es un proceso complejo, en donde se requiere perfecta comunicación entre todas las partes que lo componen. A estas partes que lo componen, les llamamos módulos, que no son más que un fragmento de un sistema de software que funcionará de manera independiente pero en conjunto con otros módulos. Es decir, tu sistema puede tener 4 módulos: usuarios, clientes, ventas e inventario, y cada uno de ellos trabajará de manera autónoma. Podrás crear usuarios (la gente que trabaja para tu empresa); ver su información personal; cuánto tiempo ha laborado en la empresa, y muchos otros datos más. También tienes el módulo de ventas, que se encarga de almacenar y mostrar toda la información de una venta como: la fecha en la que se efectuó, a qué cliente se creó la orden de venta, y qué usuario o trabajador realizó la venta. Como puedes ver, estos dos módulos (usuarios y ventas) trabajan autónomamente pero apoyándose bilateralmente para compartir datos importantes para el control del flujo de información de tu empresa. Un desarrollo de software desde cero, significa que tendrás control total sobre tus procesos industriales o de negocio, porque nosotros seremos los encargados de crear el sistema como tú lo necesitas, sin las limitantes que imponen los CMS.

¿Qué es un CMS? ¿Debería utilizarlo?

Un CMS, por sus siglas en inglés Content Management System, es un software que te permite gestionar contenido en una plataforma en línea. Cuentan con un esquema de usuarios que pueden tener roles como creadores de contenido, lectores, editores o supervisores. Como el nombre lo dice, un “Sistema de Gestión de Contenidos” no es más que un programa (usualmente almacenado en línea para su uso en plataformas web) que se encarga de administrar contenidos para que puedan ser consumidos por tus clientes. Es decir, estamos hablando completamente de un blog.

Algunos de los CRM más utilizados son:

● WordPress
 Drupal
● 
Joomla
Magento
Prestashop

 

WordPress es posiblemente el CMS más conocido pues se encuentra en, al menos, 30% de los sitios web de todo el mundo. WordPress se fundó para ser un creador y editor de entradas de blog, lo que genera un mayor alcance y posicionamiento de tu marca en línea.

Con el paso de los años, desarrolladores comenzaron a crear plugins y herramientas que potenciarían aún más las capacidades de este CMS. Por ejemplo, en 2011, Automattic lanzó la primera versión pública de WooCommerce, que es un plugin para WordPress que lo convierte en una tienda en línea, capaz de manejar inventarios, productos, envíos, cobros, etc. Utilizar WooCommerce para WordPress puede ser una excelente idea si tienes una tienda en línea que surtirá a pequeños y medianos clientes. Las opciones y configuraciones son fáciles de entender, los precios y productos son rápidamente editables, y puedes contactar sin problema a tus compradores.

Ahora, imagina que tienes tu imperio en línea con WordPress, y quieres comenzar a facturar tus órdenes, timbrar tus facturas, generar reportes de vendedores para otorgarles un reconocimiento de venta, manejar un sistema de inventario con variaciones según proveedor, tener una lista de todos tus proveedores y su información, tener un chat interno con todos tus vendedores, y más cosas increíbles que quieres para que crezca tu empresa. WordPress no viene con esto incluido. Recuerda que es únicamente un creador de entradas de blog. En este caso necesitarás un software a tu medida. Para que cubra todas las necesidades que tienes y tendrás, porque es escalable y puedes ir agregando características con el paso del tiempo.

Normalmente cuando queremos un sistema que nos facilite nuestros procesos industriales, de ventas, reservaciones, o un largo etcétera no sabemos completamente cómo queremos que funcione. Aunque es más caro un desarrollo web desde cero, en Wolf Business Consulting nos encargaremos de guiarte en la planeación, ejecución y te resolveremos todas las dudas que tengas, para poder desarrollarte ese sistema web con el que sueñas desde hace tiempo. Recuerda que todas las empresas deben actualizarse digitalmente. ¡No olvides hacerlo tú!