Lo que tus clientes realmente quieren

O la importancia del Social Listening para la prospección

Hace algún tiempo, una conocida marca de hamburguesas que probablemente Te Encantan hizo un estudio con sus usuarios para conocer qué les gustaría en el nuevo platillo que tenían pensado servir. El estudio arrojó información interesante según la cual sus usuarios se sentían un poco apenados por su peso y no querían abandonar la cadena de hamburguesas sino mejorar un poco su salud.

Así que la marca optó por poner en su nuevo platillo un complemento de fruta como postre y ensalada para adaptarse a la nueva era. Sin embargo, una de sus principales competencias como un buen Rey decidió hacer todo lo contrario y sacó al mercado platillos más grasosos y grandes. La sorpresa para algunos fue que los clientes tanto del Rey como de las que Encantan preferían la segunda opción.

¿Por qué pasó esto? estudios posteriores demostraron una terrible verdad: aunque los usuarios sí se sentían un poco avergonzados por su peso, no querían comer saludable. ¿Ilógico? Claro que no… Cuando uno va a comer comida chatarra uno de los propósitos es darse un permiso especial para pecar y dejar que la gula se apodere de nuestro ser. Como el buen Master Chef Mychael Symon: cuando tú vas por algo así, quieres que escurra y te manche todo, sino tú estas buscando otra cosa.

Los resultados eran claros desde el primer momento. Sin embargo, muchas veces tus clientes NO SABEN LO QUE  QUIEREN y es tu trabajo recordarles.  En este momento seguramente la pregunta en tu cabeza será ¿Cómo voy a lograr recordarles cuando ni ellos mismos saben qué quieren? Muy sencillo: Sé siempre su primera opción.

Cuando cualquier persona decide comprar lo que sea, lo primero que hará es una investigación. Es en este momento cuando puedes o no entrar tú según tus estrategias; y tu competencia. Después de que el cliente investigue un poco, será importante siempre permanecer como una de las mejores opciones para realizar la compra.  Todo este proceso a evolucionado en los últimos años. Ahora la prospección es cada vez mejor y más especializada para llegar sólo a las personas que están interesadas en ti o en tus competencias.

Es importante que siempre tomemos en cuenta que los usuarios finales son los que van a regir el comportamiento de nuestras estrategias. Escuchemos lo que nos tienen que decir y usémoslo a nuestro favor. Hacer social listening constantemente es una buena manera de mejorar nuestras estrategias, incluso en tiempo real. Para poder llegar a mejores resultados, no es necesario inventar hilos negros cuando las respuestas las tenemos muy cerca de nosotros.  El truco está en tomarnos un poco de tiempo y ver lo mejor que podamos para entender la información que nuestros prospectos nos están mandando.

Debemos tener cuidado ya que nuestros clientes no pueden determinar cada paso que damos. De ser así volveríamos a ser espectadores en un juego del gato y el ratón que jamas acabara. Es vital escuchar lo que nuestro clientes tienen que decir y es ahí cuando podremos crear una estrategia 360º que cubra cada uno de los aspectos que necesitemos. Esto incluye planes alternos, para que si la línea principal falla, tengamos ya listo el qué vamos hacer y cómo.

Recuerda que en WOLF tenemos un equipo preparado en prospección digital para ayudarte a encontrar a tus clientes.

Deja un comentario